Siento respeto – sin miedo- por mis profesores. Respeto con amor. 

¿Qué tan importante es el amor a la hora de educar? ¿Es amor obligar a alguien a seguir reglas preestablecidas, o crear acuerdos con cada estudiante para que pueda descubrir su auténtico potencial? 

El viernes 28 de agosto en el marco de La Semana Internacional de Las Educaciones Alternativas en Bogotá, varios jóvenes de diferentes colegios de Bogotá y otros países, se reunieron para discutir sobre el Amor. 

Algunos lo expresaron con poemas y canciones, y otros en forma de carta o confesión como nuestra estudiante de Nivel 13 (grado 11 en la educación tradicional) Camila Chacón. 

Nos contó cómo se fue enamorando poco a poco del aprendizaje, sin la necesidad de un manual de convivencia, ni de estar sentada quieta y “atenta” en un pupitre. También la manera en la que sus profesores se convirtieron en sinceros amigos y consejeros.

Estoy seguro de que todos los profesores enseñan “con amor”, pero vale la pena preguntarse qué implica realmente enseñar con amor ¿es imponer límites o dejar que los estudiantes los descubran en base a sus experiencias? ¿es cultivar la participación y tomar en cuenta sus opiniones como si fueran tan importantes como las nuestras, o “pretender” escucharlos para luego simplemente imponer nuestros puntos de vista?

Nosotros creemos que si nuestros estudiantes no pueden tocar, cambiar y discutir su educación, no seríamos una familia y la EPE no despertaría ese profundo sentimiento de hogar, que tanto profesores como alumnos sienten todos los días en este “país de las maravillas”, como lo llama Camila. 

¿Para ti qué significa enseñar con amor? comparte lo que piensas con nosotros dejando un comentario.